Principio Biocéntrico

Principio Biocéntrico

El modelo Biocéntrico rescata el respeto por la vida situándola al centro, en lugar de situar al hombre como lo hace el modelo antropocéntrico de hoy. Esta percepción ampliada de nosotros mismos en vinculación con todo lo que nos rodea, nos permite enaltecerla, protegerla y cuidarla con amorosidad.

El Ser Biocéntrico siente la vida desde su interior, “somos la vida”. Nuestro organismo está vivo (células, tejidos, órganos) y se relaciona con otros sistemas vivos (personas, animales, agua, árboles, estrellas, tierra…).

La energía de la vida es una sola, común para las plantas, los animales y los hombres. Circula entre todos los seres como un flujo que permite la evolución natural, donde si el hombre cambia el curso de la naturaleza tiene que saber que eso implica cambiarse a sí mismo.

El Principio Biocéntrico nos permite re-aprender a vivir en una dimensión trascendente de permanente reverencia por la vida, rescatando su sentido sagrado y devolviéndole a nuestro cotidiano su sentido esencial, su cualidad de amar y ser amado, su capacidad de sonreír y sentir placer, soltar y volverse a crear como una obra única y divina en comunión con el Todo.

El nuevo paradigma llamado Principio Biocéntrico es el sentido y pensamiento sobre el que se sostiene el Sistema Biodanza creado por Rolando Toro.

Comentarios cerrados.